18.10.13

aniversario














Hemos vestido de futuro la nostalgia
y nos han hecho una fotografía del amor
como reflejo del amor que fue aquel amor nuestro.
Mirándonos sin vernos a los ojos
reímos y lloramos al recordar las cosas
que entonces importaban más que nada en el mundo,
cuando nos imponíamos a la vida, a las horas,
construyendo el futuro desde
los ojos nuestros.

Un tierno aniversario.

Luego regresar al quehacer
que más o menos dulce y cotidiano
nos ha impuesto la vida.
A media voz, has recordado
aquellos años como una locura
y yo te dije si,
con la mirada perdidamente sola
sin unos ojos donde posar los ojos